Todas las curiosidades acerca de Los Goonies

198

Cual fue la causa del éxito de ‘Los Goonies’, quizá se deba al talento de estos tres señores: Steven Spielberg (en el centro de la foto) ya era conocido como “el Rey Midas de Hollywood” y a las colosales recaudaciones de clásicos instantáneos como ‘Tiburón’ (1975), ‘Encuentros en la tercera fase’ (1977), ‘En busca del arca perdida’ (1981) y ‘E.T., el extraterrestre’ (1982). Tras la enorme popularidad alcanzada con su alienígena cabezudo, puso en marcha su productora Amblin, una verdadera fábrica de sueños que, bajo su tutela como productor ejecutivo, nos trajo algunas de las mejores producciones fantásticas y de aventuras de los años ochenta y noventa.

Aunque el argumento de ‘Los Goonies’ era cosecha del propio Spielberg, éste confió en uno de sus asistentes más ilustres, Chris Columbus (derecha), para que se hiciera cargo del guion de la película. El joven escritor solo tenía un par de libretos en su currículum, pero ya había trabajado con Steven en el éxito de Joe Dante de 1984 ‘Gremlins’.

Para la dirección del film, Spielberg y Warner Bros. acordaron fichar al ya reputado Richard Donner (izquierda), un cineasta todoterreno capaz de dar lo mejor en cualquier género, desde el terror (‘La profecía’, 1976) hasta la fantasía medieval (‘Lady Halcón’, 1985), pasando por el cómic de superhéroes (‘Superman’, 1978).

Astoria, Oregón

Los exteriores de Los Goonies se rodaron en escenarios naturales en Astoria, una pequeña localidad portuaria en Oregón muy próxima al estado de Washington. Este municipio de algo más de diez mil habitantes fue fundado en 1811 como fuerte portuario por el millonario John Jacob Astor, y la pequeña villa adoptó ese apellido como nombre. Las localizaciones más reconocibles son la casa de Mickey y Brand, que se encuentra en el nº 368 de la 38th. Street, y la playa de Cannon Beach, donde se encuentra el Haystack Rock (el enorme peñasco que aparece en la película y que en realidad es un santuario protegido para aves y fauna marina). Sin embargo, lo que no existe más que en la ficción son los famosos Muelles de Goon, que (en la ficción) se situaban en un área no concretado en la película en el río Columbia.

Rodaje secuencial

El director y los productores determinaron que el rodaje se realizara casi totalmente en orden cronológico (en contra de como se hace habitualmente) para facilitar el trabajo a sus jóvenes e inexpertos protagonistas; una estrategia que ya había empleado Steven Spielberg con éxito en la planificación de ‘E.T., el extraterrestre’ (1982).

Secundarios de ocasión

Muchos de los miembros del equipo técnico hacen pequeños papeles: un operador de cámara interpreta al padre de Boca, otro fue el cadáver del congelador, una ayudante del director fue la madre de Data, mientras que otro ayudante y el propio director Richard Donner encarnan a los policías motorizados que encuentran a los chicos en la playa.

“Hey You Guys!!!”

Uno de los grandes retos de la película fue crear un maquillaje convincente para el personaje de Sloth Fratelli, el enternecedor gigantón de físico desproporcionado pero de gran corazón. El papel fue a parar al exjugador de fútbol americano John Matuszak, quien tenía que soportar jornadas de cinco horas diarias para que le aplicaran la caracterización facial que se componía de prótesis y controles remotos para las orejas y el ojo caído.

Un Rey en el plató

La filmación se prolongó durante cinco meses; para no saturar a los chicos, un buen día el director Richard Donner y el productor Spielberg se los llevaron a un concierto de Michael Jackson en el estadio de los Dodgers; días después, fue el artista el que les devolvió la visita, para entusiasmo de protagonistas y equipo técnico.

Con el tiempo, el Rey del Pop y Corey Feldman forjaron una duradera amistad; el actor quedó profundamente afectado cuando el creador de ‘Thriller’ o ‘Bad’ falleció en 2009.

El pulpo

¿Alguna vez te preguntaste qué fue del pulpo que mencionaba Data (Ke Huy Quan) al final de la película? Según le cuenta emocionado a un periodista: “era lo que más miedo daba…”.

En realidad hace referencia a una escena eliminada con un gigantesco molusco que se producía pocos segundos después de que los Goonies encontraran el barco de Willy el Tuerto bajo la gruta, y que, por razones de ritmo narrativo (y porque el animal de goma no terminaba de convencer a Richard Donner), se quedó fuera del montaje final de la película.

El barco pirata

Para el último tramo de la película, se construyó un gran barco pirata a tamaño natural en un plató donde, indiscutiblemente, los jóvenes tuvieron prohibida la entrada desde el primer día; de ese modo, el director pudo filmar sus reacciones naturales y espontáneas cuando, tras caer por los toboganes de agua, los protagonistas descubren el buque por primera vez. Se tardó unos dos meses y medio en construir este barco de más de treinta metros de eslora. Tras el rodaje, fue puesto en venta, pero nadie pujó por él. Hubo de ser desmontado y algunas de las piezas se reutilizaron en la atracción ‘Piratas del Caribe’ de Disneylandia.

Guiños y homenajes

El film está plagado de homenajes, tanto a Spielberg y Donner como a otros iconos de la cultura pop americana de los ochenta. Por ejemplo:

Cuando Sloth (John Matuszak) se rasga la camisa, se descubre una camiseta azul con una gran ‘S’ en el pecho… recordemos que Donner fue quien llevó a ‘Superman’ a la gran pantalla en 1978.

Entre todos los tesoros en el barco, Andy (Kerry Green) encuentra una diadema que sospechosamente parecida (¿o es la misma?) a la que lucía Kate Capshaw en ‘Indiana Jones y el templo maldito’ (1984).

El héroe de Data es James Bond… aunque, viendo la efectividad de sus inventos, cualquiera diría que se han inspirado más en el inspector Gadget.

Cuando Gordi llama a la policía, el agente le reprocha antiguas llamadas de broma, como “aquella de los bichos que se multiplicaban cuando se les echaba agua encima”

La película que Sloth está viendo en el sótano ?y que homenajeará posteriormente- es el clásico de aventuras ‘El halcón del mar’ (Michael Curtiz, 1940), protagonizada por Errol Flynn.

Cuando la mamma Fratelli (Anne Ramsey) agradece a Willy el botín, en la versión original le dedica un “you make my day” al más puro estilo Harry Callahan.

Cosas del doblaje

A Rosalita (Lupe Ontiveros), la nana, la hicieron pasar por italoparlante (de hecho, la rebautizamos como Rosanna); en realidad, este personaje era sudamericano, y en la versión original todo su parlamento ?así como las traducciones que le hace Boca (Corey Feldman)- están en castellano. Otra diferencia cultural que afectó al doblaje de ‘Los Goonies’: cuando Andy intenta tocar las notas en el órgano de huesos, en la versión original exclama: “I’m not Liberace” (“No soy Liberace”), haciendo referencia a un actor y músico muy conocido en América. Como por estos lares no era tan popular, en el doblaje se sustituyó este nombre por el del más conocido Elton John.

La música

La partitura original de ‘Los Goonies’ fue compuesta por el ocho veces nominado al Oscar Dave Grusin (lo lograría en 1989 con ‘Un lugar llamado Milagro’).

Por su parte, la actriz y cantante pop Cyndi Lauper compuso e interpretó el tema principal, ‘The Goonies ‘R’ Good Enough’: el videoclip, toda una locura de colorismo naïf, contaba con los jóvenes protagonistas del film y tenía escenas en los decorados de la película. Lauper hace además un breve cameo cantando la canción en un videoclip en TV (y que había sido rodado, lógicamente, con anterioridad) y también interpreta otra de las canciones de la banda sonora, la menos conocida ‘What A Thrill’.

¿La secuela?

Es la pregunta del millón que nos llevamos haciendo desde hace treinta años: ¿habrá o no secuela de ‘Los Goonies’? A estas alturas, y con los actores bastante creciditos y desperdigados en diferentes carreras profesionales (solo Sean Astin, Josh Brolin, Martha Plimpton y en menor medida Corey Feldman, continúan trabajando como intérpretes), parece que las insinuaciones que dejó caer Richard Donner primero y Astin y Feldman poco tiempo después se han quedado solo en eso, en pura rumorología.

El videojuego

El gran éxito de la película trajo consigo el correspondiente un videojuego oficial, aunque con unos resultados bastante decepcionantes para los fans de la pandilla de los Muelles de Goon: la propuesta interactiva de Konami, pensada principalmente para la primitiva NES, se parecía más a un ‘Donkey Kong’ o a un ‘Mario Bros’ que a la aventura original del film, y con unos gráficos y una jugabilidadque dejaban mucho que desear.

Peores críticas cosechó ‘The Goonies II‘ (sí, amigos, el juego sí que tuvo secuela), lanzado por la misma empresa en 1987 y en la que, a falta de película en la que inspirarse, se sacaron de la manga caballeros medievales y zombies subterráneos que ponían en aprietos a Mickey que intentaba por todos los medios rescatar a sus compañeros, secuestrados en diferentes mazmorras por los Fratelli.

El ‘Día de los Goonies’

Aunque Astoria ha servido de escenario para otras recordadas películas como ‘Cortocircuito’ (John Badham, 1986), ‘Poli de guardería’ (Ivan Reitman, 1990) o ‘Liberad a Willy’ (Simon Wincer, 1993), entre otras, son ‘Los Goonies’ los que han dejado una mayor impronta en el municipio, que desde 2010, coincidiendo con el 25 aniversario de la película, celebra cada 7 de junio el ‘Goonies Day’. Aún hoy son muchos los turistas que visitan algunos escenarios del film, como la famosa prisión de la que se escapaban los Fratelli, convertida hoy en Museo del Cine estatal.

Brand (Josh Brolin)

Mikey (Sean Astin)

Boca (Corey Feldman)

Data (Ke Huy Quan)

Chunk (Jeff Cohen)

Andy (Kerry Green)

Stef (Martha Plimpton)

Sloth (John Matuszak)

Jake Fratelli (Robert Davi)

Francis Fratelli (Joe Pantoliano)

Mamá Fratellin (Anne Ramsey)

La temible matriarca de los Fratelli, Anne Ramsey participó en series como Enredos de familia o Se ha escrito un crimen antes de aparecer en Los Goonies. Dos años más tarde el éxito de la película, estuvo en Tira a mamá del tren por la que fue nominada al Oscar a Mejor Actriz de Reparto.

Sin embargo, su carrera se vio truncada debido a un cáncer de esófago con el que llevaba luchando varios años y que acabó con su vida en 1988.

Trailer The Goonies 1985

Comentarios